La World Wealth and Income Database (WID.world) tiene como objetivo proporcionar acceso libre y convniente a la más extensa base de datos sobre la evolución histórica de la distribución del ingreso y la riqueza a nivel mundial.

LA HISTORIA DE WID.world

Durante los últimos quince años, el interés por la evolución de la desigualdad del ingreso y la riqueza produjo una amplia literatura. Merecen destacarse aquellos trabajos centrados en construir series de participación de los altos ingresos en el ingreso total (top income shares) para un gran número de países (véase Thomas Piketty 2001, 2003, T. Piketty y Emmanuel Saez 2003, y los dos volúmenes editados por Anthony B. Atkinson y T. Piketty 2007, 2010; véase también A. B. Atkinson et al. 2011 y Facundo Alvaredo et al. 2013). Tras los pasos pioneros de Simon Kuznets 1953, y A. B. Atkinson y Alan Harrison 1978, estos trabajos cubrieron más países y más años, y generaron un gran volumen de datos, destinados tanto a la investigación como al debate público.

LA WORLD TOP INCOMES DATABASE (2011)

La World Wealth and Income Database nació en enero de 2011 como la World Top Incomes Database (WTID), con el objetivo de proporcionar acceso libre y conveniente a todas las series existentes. Gracias a la contribución de más de cien investigadores, la WTID se expandió hasta incluir series de concentración del ingreso para más de treinta países, con otros cuarenta adicionales en estudio, abarcando la mayor parte del siglo XX y comienzos del siglo XXI y, en algunos casos, remontándose al siglo XIX.

La novedad más importante fue la combinación de datos fiscales, encuestas de hogares y cuentas nacionales de manera sistemática, que permitió estimar series más largas y confiables sobre la participación de los altos ingresos en el ingreso total, por oposición a otras fuentes existentes, basadas en encuestas afectadas con consiguientes problemas de sub-declaración. Las nuevas series sobre los altos ingresos tuvieron un gran impacto en el debate internacional sobre la desigualdad. En particular, al permitir comparar entre países y en el tiempo la proporción del ingreso capturado por el 1% de los individuos de renta más altas, contribuyeron a revelar el origen de buena parte del aumento de la desigualdad en los países desarrollados durante los últimos treinta años.

En principio, todas estas series responden a los mismos métodos generales: siguen el trabajo pionero de S. Kuznets (1953), utilizan información del impuesto sobre el ingreso, cuentas nacionales y técnicas de interpolación de Pareto para estimar la proporción del ingreso en manos de los grupos de ingresos más altos (típicamente el decil superior, y el percentil superior). Si bien esta literatura ha representado un gran avance, las unidades de observación, los conceptos de ingreso y las técnicas de interpolación aplicadas nunca fueron totalmente homogéneos, lo que dificultó la comparación en el tiempo y entre países. Además, gran parte de la atención se ha limitado al decil superior, en desmedro de enfocar el análisis en toda la distribución. Estas deficiencias han hecho necesaria una reexaminación metodológica.

DE WTID A WID.world (2015)

En diciembre de 2015, la WTID fue subsumida en la WID, The World Wealth and Income Database. Además de las series de participación de los altos ingresos, la primera versión de la WID incluyó también series agregadas de riqueza, su composición, y series de ratio riqueza-ingreso estimadas por T. Piketty y G. Zucman 2013, 2014 (véase también T. Piketty, 2014, sobre una interpretación de las evoluciones observadas). El cambio de denominación de la página web y de la base de datos, de WTID a WID, buscó expresar el nuevo énfasis sobre el análisis conjunto de la riqueza y los ingresos.

DE LA DISTRIBUCIÓN DEL INGRESO A LA DISTRIBUCIÓN DE LA RIQUEZA

En parelelo, en los últimos años ha reaparecido el interés por el estudio de la distribución de la riqueza personal, como lo testimonian los trabajos de E. Saez y G. Zucman 2016, F. Alvaredo, A. Atkinson y S. Morelli 2017, y B. Garbinti, J. Goupille y T. Piketty 2016.

Las razones de este renovado interés son múltiples, de las que destacamos tres. En primer lugar, se ha reconocido que, para explicar el aumento de la desigualdad de ingresos de las últimas décadas, no se debe mirar sólo la evolución de los salarios y otros ingresos del trabajo, sino también y muy principalmente los ingresos de capital; intereses, dividendos y rentas representan una pequeña parte del ingreso personal total, pero constituyen una fracción significativa de los ingresos en la parte superior de la distribución. En segundo término, la relación entre la riqueza y el ingreso personales ha ido en aumento, en parte como consecuencia de que las herencias han recobrado un rol central en el proceso de acumulación. Finalmente, los rankings internacionales sugieren que el patrimonio de los multimultimillonarios ha crecido de manera más rápida que la riqueza media, beneficiándose con un aumento substancial de su participación.

Habida cuenta del carácter parcial de cada fuente de información estadística sobre le patrimonio personal, de sus fortalezas y debilidades, resulta cada vez más crítico combinarlas de manera consistente: los ingreso de capital provenientes del impuesto a la renta, utilizando el método de capitalización; las declaraciones de herencias, sucesiones y donaciones utilizando el método del multiplicador de las tasas de mortalidad (véase A. B. Atkinson y A. Harrison 1978; las listas internacionales de mutimillonarios; la riqueza offshore. En términos generales, se hace cada vez más importante medir y estudiar la desigualdad de ingresos y riqueza desde una perspectiva global, y no sólo a nivel país.

WID.WORLD: NUEVO SITIO WEB, NUEVAS PERSPECTIVAS (2017)

Con el objetivo de llegar a una audiencia lo más amplia posible, en enero de 2017 publicamos una nueva versión del sitio web WID.world. Gracias a la continua colaboración de los investigadores asociados (véase la lista de WID.world Fellows), el nuevo plan es expandir el proyecto y la base de datos en tres direcciones.

En primer lugar, perseguimos incrementar la cobertura temporal y geográfica de la base de datos, incorporando, sobre todo, a más países de Asia, África y América Latina, actualizando la base con nuevas observaciones a medida que organismos oficiales difunden la información necesaria cada año. Esto incluye la producción de series de desigualdad a nivel sub-nacional (ya están disponibles las series de participación de los altos ingresos para cada estado de los Estados Unidos, y para la división China, sector urbano y sector rural).

En segundo lugar, al interés por la distribución del ingreso incorporamos el análisis de la riqueza personal y nacional, ofreciendo nuevas series de los ratio riqueza-ingreso y de la distribución del patrimonio.

En tercer lugar, ampliamos el centro de interés desde los altos ingresos y la concentración de la riqueza hacia el análisis de todo el suporte de la distribución.

El objetivo de largo plazo se centra en la producción de Cuentas Nacionales Distributivas (DINA, por sus siglas en inglés, Distributional National Accounts), la generación de estimaciones anuales de la distribución del ingreso y la riqueza en base a conceptos consistentes con el sistema de cuentas nacionales. Esto también incluye la producción de archivos de micro-datos sintéticos de ingreso y riqueza, que estarán disponibles en línea.

UN PROGRAMA DE INVESTIGACIÓN COLABORATIVO, ACUMULATIVO Y DE LARGO PLAZO

Debemos insistir en el hecho de que los métodos, resultados y series en WID.world son y serán siempre imperfectos y están sujetos a revisión. Tratamos de combinar las diferentes fuentes de información disponibles (en particular datos fiscales, encuestas de hogares y cuentas nacionales) de forma más sistemática de lo que se ha hecho hasta el momento. También proporcionamos una descripción detallada y lo más explícita posible de la Metodología, para que los usuarios puedan contactarnos y contribuir a su mejora. Nuestras series y nuestros métodos deben juzgarse en términos de lo que representan: un programa de investigación colaborativo, acumulativo, y de largo plazo.

Paralelamente, ponemos a disposición de investigadores, periodistas y usuarios en general un nuevo conjunto de herramientas que permiten producir estimaciones propias sobre desigualdad. Se trata de rutinas que generan estimaciones de distribuciones de ingreso y riqueza a partir de datos tabulados (como los que proporcionan las oficinas de estadística y las administraciones tributarias, o que se pueden construir en base a los micro-datos de encuestas), y que también combinan distribuciones de diferentes países para generar series sintéticas. Los programas, en lenguaje R, y de acceso abierto, se basan en técnicas no paramétricas de interpolación de Pareto. Se pueden descargar, o ejecutar directamente desde nuestro sitio web sin ningún conocimiento técnico previo.